Cómo conservar los huevos

Cómo conservar los huevos en casa

Los huevos son uno de los alimentos básicos de nuestra dieta y forman parte de nuestra alimentación desde hace miles de años. La mayor parte de la población come huevos dos veces a la semana, como mínimo. Esto se debe al gran aporte nutricional que nos proporcionan y a la gran versatilidad que presentan a la hora de ser cocinados.

En los últimos años, los más buscados en el supermercado suelen ser los huevos camperos o huevos ecológicos. Aunque existen una gran variedad de modelos y tamaños. 

Entre las cientos de maneras de consumirlos, destacamos sus mejores versiones: fritos, a la plancha, revueltos, en tortilla o cocidos.

A pesar de ser uno de los productos más consumidos y demandados, son muy delicados de mantener en buen estado Y, por este motivo, muchos de nosotros seguimos teniendo dudas sobre cómo conservarlos y sobre qué podemos hacer para alargar su tiempo de consumo.

Pongamos fin a todas estas incertidumbres y, así, nunca más tendremos que desechar huevos.

Cómo conservar los huevos

Mantener los huevos en buen estado es más importante de lo que podemos creer a priori. Este tipo de productos pueden causar intoxicaciones alimentarias o, incluso, problemas sanitarios como puede llegar a generar la salmonelosis.

La gran duda existencial que se tiene a nivel general es el motivo de por qué los huevos están a temperatura ambiente en el supermercado. Si tan importante es su conservación ¿por qué no los mantienen en la nevera frigorífica?

Entendamos las razones y motivos que explican por qué se actúa de esta manera.

Cómo conservar los huevos en el supermercado

Los supermercados tienen muy bien diferenciado qué alimentos pueden estar a temperatura ambiente y cuáles necesitan mantenerse refrigerados o congelados. Por ello, si los huevos no están en las neveras es por un motivo de peso.

La razón por la que se rigen para dejarlos fuera del frío  es cómo puede afectar en ellos el cambio de temperatura. Normalmente, se suele crear agua en la superficie de los alimentos cuando pasan de frío a calor. Y, aunque esto es normal en productos como yogures o lácteos, sería muy peligroso romper la cadena de frío de los huevos.

Este es uno de los principales motivos de la falta de refrigeración de los huevos en los supermercados. 

Cómo conservar los huevos en casa

Ya sabemos que el cambio de temperatura ambiente a frío no es peligroso y que el cambio contrario de temperatura sí lo es. 

Por lo tanto, después de tener claro esto, llegamos a la conclusión de que en casa lo ideal es guardar los huevos en la nevera. La temperatura ambiente puede cambiar de un día a otro y esto puede ser muy perjudicial para este alimento. Si dudas sobre cómo conservar los huevos en verano guárdalos siempre que puedas en el frigorífico. 

Aunque los huevos tengan cáscara y esta sea una gran barrera natural, no pueden hacerle frente a todas las adversidades.

Ahora que ya hemos resuelto esta incertidumbre, solo te queda saber una cosa más: la temperatura. Exacto, hay que intentar mantenerlos a una temperatura adecuada entre los 2 y 5ºC. 

Toma buena nota de estos consejos sobre cómo conservar huevos de manera saludable y no olvides que su periodo óptimo de consumo son, aproximadamente, unos 15 días. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.