Tipos de pañales

Tipos de pañales

Seguramente que si eres padre o tienes niños pequeños a tu alrededor, estarás cansado de oír hablar de pañales y, por supuesto, de cambiarlos.

El pañal es una prenda absorbente que se utiliza para higienizar a los más pequeños cuando todavía no son capaces de controlar sus desechos. Este accesorio será lo que más utilizarán tus hijos en sus primeros años de vida. Las estadísticas indican que cada bebé puede llegar a utilizar más de 6.000 pañales a lo largo de su primera etapa. 

Dentro del mundo de los pañales existen un sinfín de opciones entre las que decantarse. Elige la más adecuada a las necesidades de tu bebé y haz que se sienta cómodo con su uso.

Tipos de pañales

Independientemente del tipo de pañal que vayamos utilizar, su objetivo debe ser el mismo: mantener secos y limpios a nuestros bebés. Por lo tanto, antes de volvernos locos dentro de la tienda de puericultura, conozcamos bien su prioridad de uso y las características de cada tipo de pañal

Pañales desechables

Los pañales desechables son los más demandados, ya que su comodidad les convierte en la primera opción de muchos padres. 

Estos modelos son de un solo uso y están creados por celulosa y plástico. Además, cuentan con propiedades muy absorbentes encargadas de retener los fluidos. 

Dentro de los pañales desechables se han creado modelos adecuados para cada momento. Un ejemplo claro de ello son los pañales bañador, la mejor opción desechable para que, tanto tu bebé como tú, podáis disfrutar del verano.

La realidad es que, a pesar de lo cómodos que son, cuentan con dos grandes desventajas:

  1. Son bastante contaminantes, ya que se estima que tardan 500 años en degradarse.
  2. El desembolso económico que se hace con este tipo de pañales es bastante alto. Es cierto que, hoy en día, existe gran variedad de marcas blancas que cumplen a la perfección la función que han ofrecido siempre las grandes marcas. Pero, aun así, el dinero invertido en pañales es exagerado.

Están creados para ser utilizados por bebés con cualquier tipo de piel

Pañales de tela

Aunque son los más económicos y se consideran una gran fuente de ahorro, no suelen ser los más utilizados. 

Los pañales de tela son lavables con agua y detergente. Que no sean desechables no significa que no sean resistentes. Permiten que la piel de tu bebé y su ropa se mantengan secas y libres de cualquier tipo de mancha provocada por sus desechos. Además, sus capacidades transpirables evitan la aparición de rozaduras.

Pañales nocturnos

Las innovaciones en estos accesorios han dado lugar a los pañales nocturnos. Todos sabemos que, durante la noche, nuestros bebés son más propensos a hacer pipí. Por ello, existen pañales de noche especialmente diseñados para garantizar una buena higiene durante las horas de descanso de nuestros pequeños.

Pañales ecológicos

Hay padres que, además de querer ahorrar, están muy concienciados con poner su granito de arena y ayudar al medio ambiente. Y, para ello, han llegado a nuestras vidas los pañales ecológicos

Están creados con poliuretano impermeable, microfibra o algodón y excluye, por completo, el uso de fragancias y productos químicos. 

Con toda esta información, podrás decantarte por la opción más adecuada que cumpla tus expectativas y las de tu bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.