Tipos de tés y sus beneficios

tipos de tes

Al café le ha salido un competidor de altura: los tés. Estas infusiones a base de hierbas y plantas orgánicas ofrecen un amplio abanico de beneficios para el organismo. Desde prevenir dolencias y enfermedades hasta estimular, relajarnos o incluso ayudarnos a poder dormir placenteramente. 

Ante la amplia variedad de tipos de tés en el mercado, seguro que te ha surgido la duda de cuáles son los más apropiados para cada ocasión, ¿verdad? Pues es hora de  resolver esta incógnita y conocer así los beneficios de los tés. 

Los diferentes tipos de tés disponibles

Beneficios del té verde 

El alto contenido en minerales, antioxidantes y vitaminas del té verde ayuda a mantener tu cerebro con mayor vitalidad y juventud.

  • Reduce las situaciones de estrés y ansiedad. 
  • Previene enfermedades cardiovasculares, infecciones en los oídos o padecer resfriados y problemas bucodentales como las caries. 
  • Combate el envejecimiento. 
  • Estimula el metabolismo y ayuda en los procesos de pérdida de peso. 
  • Alivia las alergias. 
  • Fortalece los huesos y la memoria. 
  • Baja los niveles de colesterol. 
  • Estimula el sistema inmunológico. 
  • Reduce los niveles de glucosa en la sangre. 
  • Bajo en teína. 

No se recomienda consumir durante el embarazo o épocas de lactancia. 

Propiedades del té negro 

A diferencia de otras infusiones y hierbas aromáticas, el té negro contiene una mayor cantidad de oxidación y cafeína que el resto. De ahí que te sorprenda su fuerte aroma y su intenso color. 

  • Favorece la circulación sanguínea y la concentración. 
  • Estimula el sistema inmunológico y aumenta las defensas del organismo. 
  • Gracias a su alto contenido de flavonoides permite reducir la posibilidad de desarrollar ciertas enfermedades como el cáncer. 
  • Fortalece el aprendizaje. 
  • Evita el envejecimiento de manera prematura de la piel. 
  • Depura el organismo, por lo que es muy recomendable para mejorar la nutrición y perder peso. 

Beneficios del té rojo 

Al té rojo se le conoce también como el “té los emperadores chinos”. Cuenta con multitud de beneficios, entre ellos el control del colesterol malo y su alto poder adelgazante. 

  • Digestivo y antioxidante. 
  • Favorece la pérdida de peso. 
  • Potencia el sistema inmunológico. 
  • Mantiene activo el estado de ánimo. 
  • Regula el colesterol. 
  • Ayuda al hígado. 
  • 100% depurativo, por lo que es totalmente recomendable en procesos de pérdida de peso. 

Al igual que el té rojo, no está recomendado su consumo en personas embarazadas o en período de lactancia. Tampoco si te cuesta conciliar mucho el sueño o estás pasando por una época de bastante ansiedad y nerviosismo. 

Propiedades y beneficios del té blanco 

Aunque no es tan famoso como los demás tés, este tipo de infusión se comenzó a popularizar en la antigua China por su alto contenido en antioxidantes y su increíble efecto en la dermis. 

  • Cuida y protege la piel y el cuero cabelludo. 
  • Aumenta la producción natural de serotonina y dopamina en el cerebro. 
  • Combate el envejecimiento prematuro. 
  • Reduce la aparición de ciertas enfermedades cardiovasculares y del hígado. 
  • Ayuda a controlar el peso. 
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.