Juegos matemáticos para practicar en familia

03 agosto, 2020

En este artículo daremos un enfoque lúdico y muy beneficioso para la salud, de la disciplina de las matemáticas, a través del juego, que advertimos, a más de un@ le podrá dar “dolor” de cabeza.

 

 

Katamino

Es un rompecabezas muy inteligente, con piezas parecidas a las del famoso juego del Tetris llamadas Pentaminos. Se presenta como un puzzle evolutivo, capaz de adaptarse a todas las edades. Los más jóvenes podrán desarrollar la geometría espacial, entendiendo mejor lo que suponen las figuras geométricas voluminosas y su ocupación en espacios tridimensionales.

La gracia del juego está en una regleta con la que hay que realizar conjuntos perfectos, combinando determinados números de Pentaminos. Cuanto más aumenta el número de piezas, mayor es la dificultad. Viene con un librito muy bien especificado con diferentes objetivos para alegrar el juego.

Este juego favorece la percepción de las simetrías y los espacios. Potencia la constancia, desarrolla la lógica y mejora la concentración.

 

Halli Galli

Juego de rapidez visual bastante divertido que viene con un timbre, como el típico de la recepción de hoteles. Está muy bien pero puede poner un poco nervioso al jugador.  Además, trae una serie de cartas con número de frutas, que pueden ir desde el 1 hasta el 5. Vienen con fresas, plátanos, ciruelas y limones verdes.

El juego consiste en ganar el mayor número de cartas posibles. Quién mas tenga, es el que gana. Al iniciarlo, se reparten entre los jugadores y se colocan en un montoncito delante de cada jugador, sin haberlas visto antes.

Luego, se van levantando las cartas por turnos y cuando sobre la mesa haya 5 frutas, bien porque una carta ya tenga 5 o porque la suma de la que aparecen en las diferentes cartas sumen 5, se hará sonar el timbrecito. El primer jugador que lo consiga, se llevará todas las cartas que hay sobre la mesa. A partir de ahí, se empieza de nuevo a poner las cartas sobre la mesa.

Es un juego ideal para trabajar el cálculo mental, la velocidad de reacción y la concentración.

 

Awalé

Juego ancestral, de origen africano y cuya temática es agrícola. Simula la acción de sembrar y ejecutar la cosecha. Parece simple, con reglas básicas, aprendidas en pocos minutos pero que luego en el juego, cuesta mucho dominar.

Las tiradas se practican en dos fases, las de sembrar y cosechar. Se juega sobre un tablero el cuál, parece que representa el primer juego de tablero de la historia. Tiene doce agujeros, 6 para cada jugador. En los agujeros es donde se siembra y donde se cosecha.

Las fichas del awalé son todas iguales y no pertenecen a ningún jugador. De esta manera, se representa el principio de que las semillas son de quién las necesita y así, quién mejor siembre, mejor cosechará.

Juego sensacional para trabajar el cálculo mental, la táctica, la estrategia y concentración.

 

Carrera de tortugas

Es un juego de estrategia que también requiere de picardía y se puede jugar a partir de los 5 años. Cada jugador tiene una tortuga, pero el color de la misma es desconocida por el resto. El objetivo es llegar primero a la meta y para ello, hay que jugar cartas de acciones que pueden beneficiar o perjudicar a algunas de las tortugas, según el color. Cuando dos o más tortugas se encuentran en una misma casilla, suben una encima de la otra y la que está en la parte inferior, desplaza a la que tiene arriba.

Es un juego muy divertido que también ayuda a mejorar el cálculo y la concentración.

 

ZomeTool

Juego revolucionario de construcción que lleva al limite la capacidad de crear varias figuras geométricas con estructuras complejas. Puede ser desde un simple cuadrado hasta un maravilloso rascacielos que llegue a tocar el techo de la casa. Es un juego espectacularmente escalable.

Aunque es recomendado para niños de 8 años, se puede jugar perfectamente con menos. ¡Los más pequeños sorprenderán con todo lo que son capaces de hacer!

 

A día de hoy, nadie discute los beneficios de las matemáticas y es que ayudan a pensar mejor, a entender el funcionamiento de muchas de las situaciones de la vida cotidiana, fomentan la sabiduría y el desarrollo un pensamiento más analítico. Sin duda, un buen entrenamiento para luego, resolver “problemas” del día a día.

Aún no hay comentarios, ¡Puedes ser el primero en comentar este artículo!

Compártelo en tus redes sociales favoritas

Artículo siguiente Artículo previo