Las claves para hacerte una pedicura profesional, ¡en casa!

22 julio, 2019

¡El verano es la época por excelencia para lucir pies! Puedes conseguir unos pies bonitos y cuidados sin necesidad de acudir a un salón profesional, solo necesitarás un poco de paciencia e instrumental básico. A continuación enumeramos los materiales imprescindibles para una buena pedicura, y te damos algunos consejos para conseguir un resultado perfecto haciéndote la pedicura en casa.

 

 

Materiales imprescindibles para hacerte la pedicura en casa

- Quitaesmalte si tienes que retirar un color anterior, mejor sin acetona

- Corta uñas o alicate

- Tijera específica para manicura

- Lima normal

- Lima pulidora o pulidor eléctrico

- Corta cutículas

- Esmalte normal y brillo o ‘top coat’

- Piedra pómez, lima para talones o lima eléctrica

- Exfoliante corporal, o uno específico para pies.

- Crema hidratante

- Palito de naranjo

- Cepillo de uñas

- Separador dedos pies

 

Rutina para conseguir unos pies perfectos

1. Pon tus pies a remojo con agua caliente durante, al menos, 5 minutos. Puedes utilizar sales de baño o algún aceite esencial.

2. Aplica un exfoliante sobre los pies húmedos y realiza movimientos circulares en la planta del pie y los dedos. Utiliza el cepillo de uñas para limpiar las uñas. Lava de nuevo y seca con suavidad.

3. Si tienes las uñas pintadas, despíntalas con quitaesmalte. Si te has hecho una manicura permanente o similar, puedes eliminarla con paciencia envolviendo los dedos con papel de aluminio y un algodón impregnado en quitaesmalte sin acetona.

4. Corta y da forma a las uñas con la ayuda de un cortaúñas, un alicate o una tijera específica. Es importante que trates de cortarlas rectas, para evitar que las uñas se claven en los bordes a medida que vayan creciendo.

5. Perfílalas con una lima normal. Para un acabado perfecto lima siempre en la misma dirección.

6. Con la ayuda del instrumental para cutículas, retira el exceso de piel de la zona del nacimiento de la uña. Puedes empujarla con el palito de naranjo o con el corta cutículas, pero hazlo con mucha suavidad y delicadeza. Es preferible que recortes poca cutícula a que lo hagas en exceso.

7. Ahora es momento de pulir para que la superficie de la uña quede lisa y suave. Puedes utilizar una lima por pasos o un pulidor eléctrico.

8. Con la ayuda de una piedra pómez o una lima para durezas, trabaja los talones y las zonas de la planta del pie con piel dura. Cuando termines, utiliza el cepillo para limpiar la superficie de las uñas y asegurar que no quedan partículas antes de aplicar el color.

9. Coloca el separador de dedos y aplica tu color favorito. Aplica el color 2 veces en caso de que sea necesario. Para un acabado brillante, similar al de un salón profesional, no olvides aplicar un brillo o ‘top coat’.

10. Por último, una vez las uñas hayan secado debes hidratar los pies en profundidad, ¡la hidratación es clave para lucir unos pies bonitos! Realiza un masaje a conciencia en la planta del pie, insistiendo en las zonas con durezas. No olvides hidratar también la superficie de la uña, prestando especial atención a las cutículas.

 

Encuentra todo tipo de productos para manicura y pedicura en la zona de belleza de tu hipermercado Alcampo y en nuestra tienda online. Si utilizas instrumental profesional eléctrico recuerda leer las instrucciones y utilizarlo con delicadeza y prudencia. Los pies son muy sensibles, por lo que una manicura demasiado fuerte podría derivar en un incómodo exceso de sensibilidad. 

Aún no hay comentarios, Por favor, identifiquese para comentar.

Compártelo en tus redes sociales favoritas

Artículo siguiente Artículo previo