Las claves para proteger a tu perro frente al calor

15 julio, 2019

Las claves para proteger a tu perro frente al calor

 

El calor llega para todos, también para tu fiel compañero. Con las altas temperaturas del verano son más las precauciones que hay que tomar para que nuestra mascota no sufra un golpe de calor. La prevención es básica por lo que, a continuación, os ofrecemos las claves para proteger a tu perro frente al calor. ¡Toma nota!

 

 

Agua fresca, 24 horas. Puede parecer una obviedad pero, especialmente en los meses estivales, es vital que el perro tenga agua 24 horas, además de mantenerla fresca todo el tiempo para evitar irritaciones del estómago u otros males. Para evitar que el agua se caliente, cámbiala cada hora si es necesario, o añádele algún cubito de hielo al bebedero. También puedes colocar más bebederos por la casa, sobre todo en las zonas más frescas y donde tu mascota suele descansar.

 

Agua fresca, también en la calle. Es esencial durante todo el año, pero más aun durante el verano, salir a la calle con un pequeño recipiente o bebedero de nuestro perro, o incluso con una botella de agua y refrescarlo continuamente, ayudándolo con nuestras manos por ejemplo.

 

La sombra, un bien preciado por todos. Tanto en casa como en la calle, intenta mantener a tu perro siempre en la sombra y en un lugar fresco, evitando salir a la calle en las horas centrales del día. Además, refresca el ambiente del interior de casa con un ventilador o el aire acondicionado para mantener el espacio fresco y confortable tanto para tu mascota como para ti.

 

Claves para su alimentación. Evita dar de comer a tu mascota en las horas más cálidas, son además las horas en las que tu perro mostrará menos apetito. Opta por las primeras horas de la mañana y últimas de la tarde. Mantén su alimentación habitual aunque si quieres darle opciones más refrescantes prepara cubitos de hielo con pienso. Además de convertirse en un interesante juguete, tu perro se alimentará y se refrescará a partes iguales. Opta por esta opción sobre todo en el exterior.

 

Mójalo. La cabeza es el lugar donde los perros regulan su temperatura corporal. Ante una ola de calor mójale la cabeza y el tronco con cierta asiduidad, o llévatelo a zonas de agua donde el perro pueda disfrutar de un baño libremente. Hay playas donde se permite la entrada de tu mascota y con la que podrá disfrutar del juego y del agua. Si es en casa, un pequeño barreño o una manguera hará a tu perro disfrutar de lo lindo. En la calle también puedes buscar fuentes públicas donde mojar a tu perro para que se refresque.

 

Esterillas refrigerantes o camas transpirables. Muchos perros prefieren dormir en el suelo para encontrar algo más de fresco frente a las altas temperaturas. En el mercado existen muchos tipos de camas para tu mascota, opta por las esterillas refrigerantes o camas de material transpirable.

 

Un buen pelado nunca viene mal. Con el verano, los perros comienzan a mudar el pelo. Cepíllalo a diario para eliminar el pelo muerto. Una visita al peluquero será una opción perfecta para que tu perro pase un verano más fresco, sobre todo en las razas de pelo largo. Recuerda que raparlo no es la solución ya que el pelo sirve de protección solar de la fina y delicada piel del perro. Dos o tres centímetros de pelo puede ser suficiente para tu mascota, pero si no sabes el pelado más conveniente, el peluquero canino sabrá orientarte.

 

Como ves, nuestros fieles compañeros también necesitan pasar un verano fresco y lleno de salud. Siguiendo estas normas y recomendaciones, seguro que disfrutarán de la época estival. Recuerda que si notas cualquier comportamiento inusual de tu perro, acude a su veterinario quién sabrá ofrecerte más soluciones y claves para protegerlo frente al calor.

Aún no hay comentarios, Por favor, identifiquese para comentar.

Compártelo en tus redes sociales favoritas

Artículo siguiente Artículo previo