Todo lo que deberías saber sobre los champús para cabellos blancos y rubios

08 julio, 2019

Si tienes el cabello rubio, con mechas o blanco ¡los champús matizadores serán tu mejor aliado este verano! Sirven para matizar el color, evitando que se oxide y se convierta en el temido “amarillo pollo”. Es el producto estrella de este verano, casi todas las marcas ya han creado su propia línea capilar para rubios platinos y blancos, así que, a continuación, te contamos sus beneficios y te ofrecemos algunos consejos de uso.

 

 

¿Quién los debería utilizar?

Son adecuados para rubias naturales, cabellos canosos y cualquier melena tratada con tintes. Se incluyen los cabellos con mechas tradicionales, californianas, balayage o similar. Esto se debe a que las coloraciones de este tipo necesitan cuidados y productos especiales que ayuden a que el color no se altere tras los lavados y las agresiones externas, tan comunes del verano.

 

¿Para qué sirven?

- Ayudan a restaurar el color del cabello blanco o platino, devolviéndole su color natural.

- Matizan las mechas para que se vean más naturales, retrasando la siguiente visita a la peluquería.

- Eliminan los reflejos amarillos, verdes y naranjas de las melenas claras.

- Si estás buscando un rubio muy claro de estilo nórdico, el matizador te ayudará a conseguirlo y mantenerlo en el tiempo.

- Aportan brillo y suavidad, algo muy necesario para cabellos adultos o teñidos.

 

¿Cómo funcionan?

La principal característica de estos productos capilares es su color… ¡un violeta muy intenso! El pigmento morado de estos champús es el ingrediente clave que ayuda a matizar la melena, bloqueando los indeseados amarillos y aportando un color mucho más interesante, ¡y a la última!

 

Consejos de uso

1. Compra el champú y un acondicionador o mascarilla de la misma línea, para garantizar un mejor resultado.

2. Si tienes el pelo muy sucio, mójalo y lávalo primero con un champú normal. Una vez retirada la capa inicial de suciedad, utiliza el champú y productos para rubias. No olvides utilizar también el acondicionador o mascarilla, y déjalo actuar durante 2 o 3 minutos para que los pigmentos penetren bien en la fibra capilar.

3. Úsalo una o dos veces a la semana. De vez en cuando, lava tu cabello con tus productos capilares de siempre y dale un descanso a tu champú para rubias. La razón es que los champús violetas podrían resecar un poco el pelo.

 

Debes tener en cuenta que ningún producto es milagroso. Es posible que no notes nada tras la primera aplicación, pero después de 2 o 3 lavados notarás como tu color se unifica y consigues el tono platino deseado ☺ Si los pruebas, ¡cuéntanos tu experiencia en las Redes Sociales de Alcampo!

Aún no hay comentarios, Por favor, identifiquese para comentar.

Compártelo en tus redes sociales favoritas

Artículo siguiente Artículo previo

Compártelo en tus redes sociales favoritas