Una de las características principales que te ayudarán a elegir un teléfono móvil es el tamaño de pantalla. El tamaño de pantalla más común suele ser de 12,7cm (5 pulgadas) con el que todas las aplicaciones que te descargues tendrán una visualización óptima. También existen las phablets (smartphones de gran pantalla con al menos de 13,9cm (5,5 pulgadas)) que cada vez se encuentran más modelos en el mercado y te permitirá disfrutar de una pantalla muy grande con gran nivel de visualización, pero si llegar a ser tan grande como puede ser un tablet. Si lo que necesitas es un teléfono cómodo y compacto para llevar en el bolsillo con el tamaño justo y necesario lo ideal es no exceder de 11,9cm (4,7 pulgadas).

Durante el uso del smartphone, el procesador, la memoria RAM y su sistema operativo serán las características principales que le otorgarán al dispositivo la fluidez necesaria dependiendo de las exigencias que le pidamos al teléfono. Si lo que necesitas es un teléfono solo para estar comunicado, usar Whatsapp, visitar Facebook u otra de tus redes sociales favoritas, no necesitarás más que un procesador Dual-Core. Por otro lado, si tu hobby es el no soltar de las manos tu teléfono y disfrutar durante todo el día de las apps de juegos u otras aplicaciones más avanzadas, lo ideal es optar por procesadores de más de cuatro núcleos (Quad-Core).

La memoria interna es una característica muy importante que tendrás que tener en cuanta cuando quieras cambiar de teléfono ya que es indispensable para permitirte instalar aplicaciones o realizar las actualizaciones de las mismas. Disfrutando del teléfono siempre al día. La mayoría de los smartphones disponen de la opción de ampliar la memoria a través de tarjetas microSD, pero hay que tener en cuenta que este medio de almacenamiento es principalmente para vídeos, fotografías, música u otros tipo de documentos, pudiéndose instalar en esta memoria muy pocas apps ya que la mayoría que no lo permiten. Si el uso que le vas a dar a tu teléfono móvil es usar whatsapp, consultar el email, visualizar el periódico y Facebook u otras redes sociales, 8GB es la opción más recomendable.

Al elegir un móvil con una buena cámara de fotos es importante que esta disponga de un gran número de megapíxeles, pero esta no es la característica principal a tener en cuenta. Es igual de importante la configuración que tiene la cámara como los megapíxeles de los que dispone y de esta forma conseguir que todo esté acorde para realizar capturas impresionantes. Existen aspectos como tener mayor apertura (f más pequeño), un mayor tamaño del sensor (BSI, CMOS y CCD), menor distancia focal (cuanto más pequeña, mayor angular), una lente u objetivo de calidad (Leica, Zeiss, etc…) o contar con estabilizador óptico, la velocidad de enfoque, el HDR. También existen los teléfonos con cámaras duales los que te permitirán disfrutar de más modos de captura de imágenes y videos con más funciones.